Las iniciativas actuales de DevOps y “Continuous Everything” requieren la capacidad de evaluar los riesgos asociados al release, en forma instantánea y continua. Las pruebas continuas proporcionan una forma automática y discreta de obtener feedback inmediato sobre los riesgos de negocio asociados con un release. Orienta a los equipos de desarrollo para que cumplan con las expectativas del negocio y ayuda a los gerentes a tomar decisiones.

Continuous Testing NO es una simple automatización de pruebas. Dadas las expectativas comerciales en cada etapa del SDLC, las pruebas continuas ofrecen un análisis cuantitativo del riesgo, así como también tareas accionables que ayudan a mitigar los riesgos antes de que pasen a la siguiente etapa del SDLC. El objetivo es eliminar actividades sin sentido y producir tareas de valor agregado que impulsen el desarrollo de software a producción exitosamente, salvaguardando la integridad de la experiencia del usuario y protegiendo al negocio de los impactos potenciales de las deficiencias de las aplicaciones.